Hugo López Gatell anuncia cuáles serán las restricciones para estados en semáforo rojo; Michoacán entre ellos.

La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) informó que con Bandera Amarilla se mantienen Lázaro Cárdenas, Múgica, Uruapan, La Huacana, Zamora, Pátzcuaro, Zacapu, Huetamo, Morelia y Sahuayo.

Mientras en muchos estados del país ya han retomado actividades de manera paulatina tras el periodo de confinamiento por la epidemia del COVID-19, la Secretaría de Salud federal (SSa) anunció medidas restrictivas para aquellas entidades que iniciarán a partir de mañana en semáforo rojo, con riesgo máximo de contagios.

De acuerdo al semáforo epidemiológico del gobierno federal, los estados que iniciarán la semana en alerta máxima son Baja California Sur, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció que en estas entidades federativas con semáforo rojo la ocupación hotelera debe estar al 25% con áreas comunes cerradas y servicio a la habitación; alimentos de restaurantes y cafetería solo a domicilio o para llevar.

Asimismo, peluquerías, estéticas, barberías, solo a domicilio y con protocolos sanitarios, mientras que parques, plazas, espacios públicos abiertos tendrán un aforo de 25%.

Y en lo que respecta a mercados y supermercados, solo recibirán el 50% del total del volumen de su capacidad de consumidores y una persona por familia.

Los estados que tendrán semáforo naranja, de acuerdo con López-Gatell, son Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Tlaxcala.

El pasado jueves 30 de julio, al hacer una evaluación ir a la siguiente fase de la “Nueva Convivencia” en Michoacán, donde a la fecha hay reapertura de actividades del 50%, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, anunció la decisión de no pasar al 75% de reapertura debido al incremento en la movilidad de los ciudadanos y en contagios de COVID-19.

El mandatario estatal dio a conocer medidas preventivas, que se deben implementar por decreto, para contener la propagación del virus en la entidad. Así, informó que el cubrebocas es obligatorio en el transporte público, tanto para los usuarios como para el operador de la unidad, y advirtió de multas a los infractores.

También los bares y antros cerrarán a las 11 de la noche de jueves a sábado y no abrirán los domingos; quedan prohibidos los tianguis de fines de semana, y permanecerán cerrados los espacios recreativos como parques y jardines.