Los trabajadores del campo fueron víctimas y no participes de la corrupción: Valentín Rodríguez.

“Ningún trabajador de la tierra tuvo culpa de la corrupción que existió y el mal manejo de fondos destinados para el campo.”

Luego de que el Senado de la República avaló la extinción de los fideicomisos, el titular del movimiento “113 por el Campo”, Valentín Rodríguez, denunció que ni los productores, ni los jornaleros y ningún trabajador de la tierra, tuvo culpa de la corrupción que existió en el manejo de esos fondos, como para que ahora se les castigue con la cancelación total de dichos recursos.

En Zamora, el inversionista del sector agroindustrial se encontró con sus homólogos de la región, a quienes invitó a sumarse a la causa que encabeza, para que la exigencia de salvar al campo michoacano de una catástrofe, se escuche con mayor intensidad en el Congreso de la Unión, donde ya se analiza la propuesta para realizar un nuevo recorte al presupuesto para el sector.

Respecto a los fideicomisos que acaba de desaparecer, opinó: “Creo que el presidente tiene razón, eran unos nidos de ratas, pero nosotros como productores y campesinos, éramos víctimas de esa corrupción, porque los recursos que se destinaban al campo no llegaban completos, nosotros no tenemos la culpa de esa corrupción”.

Y ahora, continuó, “nuevamente vamos a ser víctimas al corregir ese problema que generaron gobiernos anteriores”, porque “el actual gobierno ha manifestado que acabará con la corrupción, pero en los hechos no vemos que se acabe”, por lo que alertó que se agravan los retos para quienes trabajan las tierras porque “los recursos que se asignan son insuficientes para que el campo sea competitivo”.

Expuso a los presentes que “vine aquí a compartir esa preocupación con ustedes”, que como representantes de la agroindustria “saben que la pandemia ha puesto en riesgo muchas actividades económicas y nosotros no somos un sector que se salve”, por eso “necesitamos hacer un llamado juntos y que alguien le diga al presidente de la República que hay este movimiento por el campo michoacano”.

Como productor y exportador de aguacate, les compartió que “nuestros problemas son comunes”, porque “no podemos llegar a un mercado de Estado Unidos si no tenemos la capacidad financiera, ni la sanidad requerida”.

Finalmente, Valentín Rodríguez informó que dicho movimiento involucra a los 113 municipios porque el 95% de la economía estatal depende del sector agropecuario, el cual ya está “muy dañado con los recortes del 2019 y que ahora será complicado, con los que pretenden para el 2021”.